Albondigas con tomate

Ayudame compartiendo mis recetas:

En la cocina casera hay muchas recetas que son muy versátiles; el arroz, la pasta, el pollo se puede guisar de mil maneras y las albóndigas es una de esas. Hay una gran cantidad de recetas a cual más buena, ya os he presentado unas cuantas, así que aquí va otra, las albondigas con tomate. Muy fáciles de hacer y riquísimas.

Receta de albóndigas con salsa de tomate caseras

Cómo en las reglas del parchís en cada casa se hacen de una manera u otra. Mi madre las espesaba con pan rallado, pero a mí me gusta hacerlas con leche y pan, como me enseñó mi ex compañera Dolors, quedan más jugosas y tiernas por dentro. Y he conseguido que mi madre reconozca que las mías quedan mejor.

Hay gente que prefiere comprar las albóndigas hechas ya que en muchos súpers y carnicerías las venden, así ahorran trabajo. Yo prefiero pasarme un rato de trabajo y después las congelo. Y así sólo las tengo que sacar para guisar. Las congelo ya fritas, para perder menos tiempo. Hace tiempo hice una vídeo receta de cómo hacerlas que seguro os encanta.

Las albóndigas con tomate es de esas típicas recetas que todo el mundo asocia a sus abuelas. Pero en mi caso no es así, ella era de hacer pucheros, legumbres pero no ese tipo de comida. De esos platos de la post guerra de donde comen 4 comen 10. Y si apuras te sobra para repetir. Pues esos.

En cambio mi madre siempre ha hecho albóndigas en casa. Ya os traje hace tiempo las albóndigas de mi madre hace tiempo y fueron un éxito. Un recuerdo de infancia era verla en la cocina ir dándole forma a las albóndigas con un vasito. Yo siempre la quería ayudar, pero hacer el juego con el vasito no era fácil, pero si mucho más limpio que con la mano.

Receta de albóndigas con salsa de tomate caseras

En mi casa, las albóndigas acostumbran a ser plato único, aunque depende mucho de la receta. Si hago las albóndigas de mi madre, Como llevan verduras son plato único. Si hago las albóndigas en salsa rápida las acompaño con patatas fritas o un ensalada. Estas albóndigas con tomate igual, aprovecho y preparo una rica ensalada o si quiero arroz blanco o patatas. Algo fácil y no muy elaborado.

Por supuesto, se puede acompañar de recetas un poco más elaboradas como las patatas “fritas” al horno, el arroz con jamón, queso y beicon, o una rica crema de calabacín. Todo dependerá de las ganas que tengáis de cocinar. Lo bueno de estas recetas es que se pueden llevar al trabajo perfectamente en un tupper o se pueden hacer de un día para otro y están igual de buenas o más, porque los sabores se asientan.

Cuál es vuestra receta de albóndigas favorita? Os gusta más con una salsa o guisada con verduras?

VIDEORECETA – ALBONDIGAS CON TOMATE:

Preparación de la masa de albondigas:

  1. Empezamos dándole forma a nuestras albóndigas, la mezcla de carne, miga de pan, leche, huevos, sal, pimienta negra ya la tenemos preparada anteriormente. Podéis saber como hacerla pinchando en este link.
  2. Usando una cuchara sopera cogemos porciones de masa y las pasamos por pan rallado . Podéis usar mi truco del vaso que ya os he explicado anteriormente para darles forma y empanar las albóndigas. Usamos un vaso donde en el fondo añadimos una cucharada de pan rallado, vertemos la masa de albóndiga y con unos golpes suaves le vamos dando forma redonda mientras ella sola se empana.
  3. Cuando las tengamos todas hechas procedemos a freírlas. En una sartén con abundante aceite las freímos en tandas hasta que estén doraditas. Las retiramos y reservamos.

Preparación de la salsa de las albondigas con tomate y presentación final:

  1. Añadimos en un cazo a fuego medio un chorrito de aceite y sofreímos la cebolla.
  2. Dejamos a fuego para que se vaya pochando. Añadimos el ajo picado.
  3. Cuando tengamos la cebolla doradita, añadimos el tomate y una pizca de sal. Dejamos freír a fuego bajo durante 30 minutos.
  4. Pasada la media hora añadimos las albóndigas y dejamos cocinar durante 5 minutos para que se impregnen del sabor del tomate.
  5. Antes de añadir la albóndigas rectificamos de sal, pimienta negra o si es necesario añadimos un poco de azúcar para contrarrestar la acidez del tomate.
  6. Después de 5 minutos lo retiramos del fuego y servimos.
Receta de albóndigas con salsa de tomate caseras

Y ya tenemos las albodigas con tomate listas para disfrutar!

Ayudame compartiendo mis recetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *