Ternera guisada con patatas

Ayudame compartiendo mis recetas:

Cómo hacer un rico estofado de carne. Si hay algo que en casa nos vuelve locos son esos guisos en los que la salsa te pide pan, muchooo pan para mojar. Esta receta de ternera guisada con patatas es uno de esas. Con una salsa espesa y sabrosa, la carne tierna que se deshace en la boca y unas patatas perfectas para acompañar a la carne.

Receta de ternera guisada con patatas

Y es que en épocas de más frío un guiso de ternera entra de maravilla. Y además, no se necesita mucho rato para hacerlo, porque casi que se deja cocer sólo. Y mientras la casa se llena de un olor tan rico que más de uno entra en la cocina con la barra de pan en mano a ver si ya se puede comer. Acompañado con patatas es una de las comidas favoritas de todos.

Eso si, este tipo de guisos como los de las abuelas, se deben hacer con tranquilidad, sin prisas, para que el sabor se concentre y se vuelva un espectáculo. Porque debemos reconocer que ya no se cocina como antes, nuestras abuelas, incluso, nuestras madres, le daban sus tiempos a las comidas, sin tanta prisa y sabían a gloria! Ese siempre es uno de los secretos de las recetas, el tiempo de cocción e ir sin prisas.

Receta de ternera guisada con patatas

Si los guisos son tu debilidad como me pasa a mi, en casa de mi madre uno de las recetas que más le gustaba preparar era el guiso de patatas con costillas. Y, por descontado, nada como un rico pan de payés casero o unos molletes de antequera con una buena miga, ideales para mojar. Cual es el tipo de pan que te gusta más a ti para mojar?

Preparación de la carne para el guiso:

  1. Primeramente, retiramos los restos excesivos de grasa y salpimentamos los trozos de ternera.
  2. Seguidamente, enharinamos los trozos de ternera y reservamos.
  3. Ponemos una cazuela al fuego medio-alto con aceite que cubra toda la base.
  4. Cuando esté caliente vamos añadiendo los trozos de ternera hasta que llenemos la base (repartimos la ternera en varias tandas) y lo freímos hasta que estén dorados.
  5. En ese momento, los retiramos y depositamos en un plato o fuente, y añadimos más trozos de carne a la cazuela.
  6. Una vez dorados todos los trozos de ternera los reservamos.

Preparación del sofrito para el guiso de ternera:

  1. Picamos las cebolla bien picada y rallamos la zanahoria que anteriormente hemos pelado y lavado.
  2. En la misma cazuela que hemos dorado la carne, agregamos la cebolla junto con la zanahoria y las dejamos freír unos minutos, a fuego medio, hasta que la cebolla se ponga tierna.
  3. Seguidamente, añadimos el tomate concentrado (sino lo tenemos se puede sustituir por 4 cucharadas de salsa de tomate) junto con las especias (el tomillo y el orégano) y rehogamos unos minutos mezclando con una cuchara con la cebolla y la zanahoria.
  4. En ese momento, añadimos la carne que teníamos reservada y rociamos con el vaso de vino.
  5. Dejamos unos minutos para que se evapore el alcohol.
  6. Después agregamos el caldo que vayamos a usar y dejamos cocer unos dos horas a fuego medio-bajo. Primero con la tapadera puesta, pero a media cocción la movemos de forma que quede medio tapada, para que se vaya evaporando el líquido.

Preparación final y presentación de la ternera guisada con patatas:

  1. Mientras está cociendo la carne, pelamos y limpiamos bien las patatas. Una vez, limpiar las cortamos, pero para hacerlo las vamos a chascar. Para hacerlo, debemos introducir el cuchillo aproximadamente hasta la mitad de la patata y en ese momento con un giro de muñeca las rompemos. Hacemos esto para conseguir una salsa más espesa.
  2. Pasado el tiempo, pinchamos la carne para asegurarnos que esté tierna, sino es el caso, dejamos cocer un poco más de tiempo.
  3. Cuando ya estén tiernas las rectificamos de sal, si es necesario.
  4. Añadimos las patatas chascadas, removemos para que se mezclen y volvemos a tapar. Si es necesario, se añade un poco más de caldo o agua, pero no creo que se necesite.
  5. Cocemos hasta que las patatas estén tiernas, aproximadamente, unos 20 minutos.
  6. Si vemos que la salsa no ha espesado podemos retirar la tapa y dejar cocer unos minutos hasta que espese. Con cuidado para que no se pegue.


Consejos para un guiso de ternera perfecto:

  • Si quieres que el guiso tengo un sabor aún más bueno, sustituye la cebolla por cebolla caramelizada. Primero fríe la zanahoria y en el último momento añade la cebolla caramelizada. Recuerda que en el blog tienes la receta de la cebolla caramelizada casera.
  • Recuerda que el caldo tiene sal añadida, así que no lo dejes te pases con la sal.
  • Sino tienes caldo, ni casero ni comprado, puedes usar agua.
  • Cuanto más bueno sea el vino el sabor del guiso será más intenso y aromático.
  • Puedes cambiar las especias a tu gusto y preferencia.
  • Recuerda, tener a mano una buena barra de pan, porque para este guiso es imprescindible para mojar en la salsa.
Receta de ternera guisada con patatas

Y ya tenemos la ternera guisada con patatas listas para disfrutar!

Ayudame compartiendo mis recetas:

2 respuestas a “Ternera guisada con patatas”

  1. Salvador Castro Padilla. dice:

    Un plato que se puede hacer asta con pollo, buena receta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *