Disfrutando de la cocina

Croquetas de roquefort y membrillo (Receta Entrantes Fácil)

Os traigo una receta perfecta para las comidas navideñas que se acercan. La combinación de sabores de las croquetas de roquefort y membrillo es genial. Es una sorpresa encontrar en el primer bocado la porción del membrillo en su interior, con la envoltura cremosa de la croqueta y el crujiente del rebozado. Diferentes texturas en este entrante clásico de las comidas.

Receta de croquetas con roquefort y membrillo fácil

Además esta receta se puede preparar con antelación y congelar, así sólo debemos freír y listos. O bien congelar una vez fritas y sólo debemos calentar y listos. Yo prefiero la primera opción porque nos queda perfecta, y se fríen en un plis plas. En casa, las croquetas son un entrante imprescindible en las comidas navideñas porque me permiten dedicar más tiempo a otra recetas que requieren que estar más pendiente.

Normalmente, preparo una buena cantidad de croquetas y las voy guardando en raciones. Aprovecho mi Foodsaver, la envasadora al vacío que tengo, y al hacerlo así, se conservan hasta cinco veces más tiempo, y no ocupan tanto espacio en el congelador. Aun me acuerdo de mi madre y mi tía que, desde hace años, me enseñaron a comprar con tiempo los alimentos que vayamos a consumir estas fechas porque así se pueden aprovechar las ofertas. Y lo mismo pasa con preparar las croquetas y entrantes unas semanas antes para no tener tanto trabajo en los últimos días.

Receta de croquetas con roquefort y membrillo fácil

En fin, que hacer croquetas no sólo es preparar una receta sino que implica la planificación con tiempo de los menús y ahorrar tiempo más delante a la hora de preparar nuestras comidas semanales o como este caso las navideñas con las croquetas de roquefort y membrillo!

PREPARACIÓN DE LA RECETA – CROQUETAS DE ROQUEFORT Y MEMBRILLO (RECETA ENTRANTES FÁCIL):

  1. Para preparar nuestras croquetas de roquefort empezamos cortando a daditos el membrillo. Nos interesa que sean de, aproximadamente, medio centímetro de lado para que de esta forma la croqueta no salga excesivamente grande. Una vez tenemos cortados los daditos de membrillo los reservamos.
  2. Seguidamente, deshacemos el queso roquefort en la leche, que calentamos en un cazo a la que añadimos el queso roquefort y removemos hasta que esté bien disuelto. Lo retiramos del fuego y reservamos.
  3. Empezamos a preparar la masa de las croquetas. Derretimos la mantequilla en una sartén, añadimos la harina y dejamos que se dore a fuego bajo. Cuando la harina tenga un tono dorado añadimos la leche templada o caliente mejor y junto con la pimienta y la nuez moscada. Con las varillas vamos a ir removiendo hasta que la masa se nos espese tenemos que ver que la masa se despega de las paredes con facilidad de la sartén de esta forma sabremos que es nuestra masa de croquetas está en su punto perfecto.
  4. En ese momento retiraremos la masa y la pondremos, o bien en un recipiente donde es pues vayamos a formar las croquetas, o bien una masa pastelera manga pastelera con una boquilla redonda perfecta para hacer las croquetas. Vertemos la preparación tapada con un papel film y la dejaremos enfriar a temperatura ambiente para, una vez fría, meterla en el frigorífico y dejarla no la mente yo lo hago así de un día para otro.
  5. Cuando haya pasado tiempo ya tenemos nuestra masa lista para formar las croquetas. Con la ayuda de la manga pastelera iremos sacando porciones que pondremos en la palma de la mano, aplanamos un poco con los dedos y en el interior metemos uno de los dados de membrillo que teníamos reservados. Con la propia mano le daremos forma a la croqueta redonda dejando en el interior el membrillo.
  6. Y finalmente, las empanaremos, en este caso, yo prefiero hacer un doble empanado, para asegurarnos que no se escape el relleno cuando las friamos. Para hacer el empanado tenemos que pasar las croquetas por harina, huevo y pan rallado, y volverla a pasar por huevo y pan rallado otra vez.
  7. Cuando las tengamos listas yo recomiendo dejarlas durante una hora en el frigorífico de forma que el empanado se endurezca. Así cuando las vayamos a freír el empanado estar duro y hay menos posibilidades que se nos rompa y se salga el relleno. Pasada esa hora ponemos un cazo con abundante aceite y las freímos.
  8. Una vez fritas las sacamos y las ponemos sobre un papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.

y ya tenemos nuestras croquetas de roquefort y membrillo listas para disfrutar

Receta de croquetas con roquefort y membrillo fácil


Todas estas recetas las comparto también en las redes sociales: Facebook , Twitter , Google+ , Pinterest , YouTube e Instagram , si quieres sígueme y así estarás al día de todo.

Si te gusta la cocina, tanto si eres un cocinillas, un principiante o un experto, y quieres puede participar en nuestro grupo de cocina Disfrutando de la Cocina en Facebook en Facebook. Donde podrás compartir, descubrir y disfrutar de estas recetas y muchas más

Si quieres COMPARTIR dale al botón y suscríbete a las Redes Sociales!

Buen provecho y seguid Disfrutando de la Cocina!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *