Disfrutando de la cocina

Caldo de pollo casero (Receta fácil)

Cómo preparar caldo de pollo casero. Hoy os traigo una receta básica en la cocina. Porque hacer caldo de pollo casero os supondrá un antes y un después en vuestras recetas. En muchas ocasiones, se usa caldo para dar sabor a arroces, albóndigas, guisos o para hacer sopas, y nada mejor que y o casero. Preparado con ingredientes de calidad. 

Cómo preparar caldo de pollo casero

Si bien para un apuro podemos usar un caldo comprado de calidad, siempre es más recomendable hacerlo casero. Y como veréis en esta receta de caldo de pollo no es nada complicado y el resultado es de diez. 

Las recetas de pollo en casa son un imprescindible porque nos encantan todas. Desde el pollo al horno con patatas

pasando por los bocaditos de pollo y las croquetas de pollo o este rico caldo casero.

Cómo preparar caldo de pollo casero

Si queremos conseguir un consomé con un color más intenso, es recomendable doramos los huesos con un chorrito de aceite. No mucha cantidad para no añadir más grasa a nuestro guiso o las podemos tostar un poco en el horno.

En este caso yo uso carcasas pero se puede hacer también con una pechuga de pollo que después podemos aprovechar para añadirla si hacemos sopa con el caldo o, por supuesto, para hacer unas riquísimas croquetas!

Preparación del caldo de pollo casero:

  1. Empezamos la preparación de la receta pelando las verduras, limpiándolas con agua y troceándolas. Las cortamos en trozos grandes.
  2. También limpiamos la carcasa de pollo mirando que no hayan vísceras, ni restos. 
  3. Echamos todos los ingredientes, verduras y carcasa, en una olla grande. Y añadimos el agua, es importante que los cubra bien. Si es necesario añadir más agua. 
  4. Ponemos la cazuela al fuego fuerte hasta que empiece a hervir, en ese momento, bajamos el fuego y dejamos que vaya cociendo lentamente. Aproximadamente unos 2 horas. 
  5. Mientras va cociendo debemos ir retirando, de tanto en tanto,la espuma que se forma en la superficie. Así eliminamos las impurezas. 
  6. Pasado el tiempo, sacamos las verduras y la carcasa de la olla. Aunque hayamos espumado el caldo es recomendable colarlo para acabar de eliminar las posibles impurezas. Y añadimos la sal al gusto o podemos no hacerlo si vamos a usar el caldo para otra preparación. 
  7. Dejamos enfriar y metemos en el frigorífico. O bien podemos usar en ese mismo momento para hacer una rica sopa de pollo. 

Trucos y consejos para tener un caldo de pollo perfecto: 

  • Este tipo de caldo al usar una carcasa no tiene mucha grasa, pero si queremos desgrasarlo más podemos hacerlo de dos formas. La primera es usar una cuchara y desgrasarlo en caliente. O la segunda, más fácil, es una vez frío de un día para otro y guardado en el frigorífico, se forma una capa espesa en la parte de arriba que es más fácil de retirar. 
  • Por otro lado, veréis que queda un caldo claro. Si queréis que sea un poco más contundente podemos añadir un par de cucharadas de la mezcla de verduras usada, que habremos triturado. Y así tendrá un color más oscuro. 
  • El caldo de pollo casero se puede conservar en el frigorífico o congelar en tuppers con raciones más pequeñas. De esta forma, tendremos el caldo siempre disponible. 
Cómo preparar caldo de pollo casero

Y ya tenemos nuestro caldo de pollo casero listo para disfrutar! 


Todas estas recetas las comparto también en las redes sociales: Facebook , Twitter , Google+ , Pinterest , YouTube e Instagram , si quieres sígueme y así estarás al día de todo.

Si te gusta la cocina, tanto si eres un cocinillas, un principiante o un experto, y quieres puede participar en nuestro grupo de cocina Disfrutando de la Cocina en Facebook en Facebook. Donde podrás compartir, descubrir y disfrutar de estas recetas y muchas más

Si quieres COMPARTIR dale al botón y suscríbete a las Redes Sociales!

Buen provecho y seguid Disfrutando de la Cocina!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *