Disfrutando de la cocina

Queso fresco casero sin usar cuajo (Receta fácil)

La receta de hoy es básica en la cocina. Hacer queso fresco casero sin cuajo os encantará cuando lo probéis. Es muy fácil y sólo se necesitan dos ingredientes imprescindibles, los demás son complementarios.

Cómo hacer queso fresco casero sin cuajo

Para hacer queso fresco con tener leche fresca y zumo de limón nos basta y nos sobra. Pero si además, le añadimos el resto de ingredientes le daremos una cremosidad que vale la pena. No es necesario tener ningún elemento especial para hacer el queso fresco casero, sólo una gasa (en mi caso es especial para queso) pero sirve cualquiera que esté limpia y no se haya usado suavizante en ella. Y, es recomendable, usar un termómetro, pero no imprescindible.

Sé que os encantan estas recetas básicas como la del queso casero

o el yogur casero, así que está receta os fascinará. Ya veréis que es tan fácil como las otras. Y os supondrá un antes y un después al disfrutar del queso fresco casero. Es importante usar leche fresca pasteurizada, de esas que no vienen en brick. De las que están en la zona refrigerada y tiene una lecha de consumo muy corta.

En casa nos encanta disfrutarlo en el desayuno, acompañado de un rico pan tostado o unas galletas marineras y un poco de jamón serrano. También con un poco de aguacate está de vicio.

Cómo hacer queso fresco casero sin cuajo

Poco más os puedo decir, aparte de que lo probéis, porque os encantará y si os interesa os doy el código descuento para que la primera caja Degustabox os salga a 7,99 € en vez de 14,99 € (gastos de envío incluido) debéis poner el código DISFRUTANDO.

Poco más os puedo decir, aparte de que lo probéis, porque os encantará y si os interesa os doy el código descuento para que la primera caja Degustabox os salga a 7,99 € en vez de 14,99 € (gastos de envío incluido) debéis poner el código DISFRUTANDO.

INGREDIENTES – QUESO FRESCO CASERO SIN USAR CUAJO:

  • 1,5 l de leche fresca pasteurizada
  • 200 ml de nata o crema de leche para batir
  • 1 yogur natural sin azúcar (mejor si es casero)
  • 60 ml de zumo de limón, aproximadamente limón
  • 1 cucharadita de sal
  • gasa para hacer queso
  • Galletas marineras Daviega
  • Jamón serrano

PREPARACIÓN DE LA RECETA – QUESO FRESCO CASERO SIN USAR CUAJO:

  1. Para empezar a preparar esta receta, debemos calentar la leche en un cazo hasta llegar a unos 80-85ºC (si no tenemos un termómetro debemos esperar hasta que salgan burbujas por los laterales). Al llegar a la temperatura indicada apagamos el fuego y dejamos reposar durante 20 minutos.
  2. Mientras, se puede ir preparando un bol, con un colador y la gasa para el queso encima, así cuando tengamos lista la leche separada lo tenemos preparado para usar.
  3. Pasados los 20 minutos, añadimos la nata, el zumo de limón y el yogur. Mezclamos bien con las varillas para que quede todo bien integrado y dejamos reposar 10 minutos más.
  4. Después volvemos a calentar al fuego medio. Debemos esperar hasta que la leche empiece a separarse (parece como si se estuviera cortando, pero eso es lo que estamos buscando), empezamos a ver que hay una parte sólida y una líquida. En ese momento, añadimos la sal y removemos. Apagamos el fuego y retiramos.
  5. En este momento, verteremos la preparación en el colador que teníamos preparado, con cuidado para que se vaya colando el suero y nos quede la parte sólida. Puede ser necesario retirar parte del suero para que siga drenando el queso.
  6. Debemos dejar un rato el queso en el colador para que drene todo el líquido posible. Incluso, se puede colgar del grifo del fregadero para que vaya drenando. Cuando haya pasado un tiempo, aproximadamente 1 hora, le daremos forma al queso. (este periodo de tiempo si estamos en verano o con la calefacción encendida lo debemos guardar en el frigorífico para que no se estropee).
  7. Una vez drenado, pondremos la gasa en un recipiente o utensilio para darle forma (en mi caso uso un colador de la thermomix porque permite que siga drenando el poco líquido que pueda quedar). Ponemos el queso, yo le sigo dejando la gasa, pero se puede quitar para meter en el recipiente. Para que el queso fresco casero quede bien compacto es importante usar un peso (en mi caso, uso una bolsa de congelación llena de arroz). Lo dejamos unas cuantas horas, mejor si es toda la noche.

Pasado el tiempo, ya tenemos el queso fresco casero sin usar cuajo listo para servir!

¿Que os parece, disfrutarlo acompañado de un poco de jamón serrano y unas galletas marineras? Una forma ideal de tomar un tentempié, desayuno o merienda! . Como veis una receta muy fácil y saludable de cocinar.

Cómo hacer queso fresco casero sin cuajo


Todas estas recetas las comparto también en las redes sociales: Facebook , Twitter , Google+ , Pinterest , YouTube e Instagram , si quieres sígueme y así estarás al día de todo.

Si te gusta la cocina, tanto si eres un cocinillas, un principiante o un experto, y quieres puede participar en nuestro grupo de cocina Disfrutando de la Cocina en Facebook en Facebook. Donde podrás compartir, descubrir y disfrutar de estas recetas y muchas más

Si quieres COMPARTIR dale al botón y suscríbete a las Redes Sociales!

Buen provecho y seguid Disfrutando de la Cocina!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *