Disfrutando de la cocina

Magdalenas de horchata caseras

Cómo hacer magdalenas esponjosas sin lactosa. Si hay un dulce que nunca falla y es perfecto para los desayunos o meriendas familiares son las magdalenas. Estas tienen un sabor muy típico de nuestro país, porque quien no ha probado nunca la horchata? Os imagináis unas deliciosas magdalenas de horchata casera?

magdalenas de horchata

Si sois fans de la horchata esta receta la debéis hacer si o si. Porque tiene un rico sabor a nuestra bebida favorita que es ideal como postre o bollería. Además, para hacerla hacemos un concentrado (de esta forma tiene mucho más sabor) y con lo que nos sobra se puede hacer horchata o se puede usar la chufa triturada y secada en el horno como harina y usarla para hacer una coca de llanda. Aquí no se desaprovecha nada!

Esta receta es ideal para personas con intolerancia a la lactosa o proteína de vaca, porque al llevar el líquido viene de la bebida vegetal y del aceite. Gracias a ellos conseguimos unas magdalenas sin lactosa riquísimas . Si, aún, las queremos hacer más saludables, podemos sustituir el azúcar blanco por sirope de dátiles

que os encantará el resultado!

magdalenas de horchata

Porque a todos nos gustan las magdalenas caseras, apúntate esta receta para hacerla porque no te defraudará!

Preparación del concentrado de horchata para las magdalenas:

  1. Empezamos hidratando las chufas, para ellos, las pondremos en un bol con agua. Con las manos las refregamos para eliminar las impurezas.
  2. Debemos cambiar el agua un par de veces para eliminar la suciedad que puedan tener.
  3. Añadimos en nuestro procesador de alimentos las chufas más 150 ml de agua.
  4. Trituramos bien durante unos minutos hasta que nos quede una pasta.
  5. Preparamos un bol, con un colador y una gasa encima. Vertemos el concentrado y dejamos que escurra.

Preparación de la masa de las magdalenas:

  1. Empezamos batiendo con las varillas los huevos y el azúcar en un bol hasta que dupliquen el volumen.
  2. Añadimos el aceite y el concentrado de chufas en el bol y volvemos a batir con las varillas.
  3. Por último, añadimos la harina junto con el sobre de gaseosillas, o en su defecto la levadura química, y la sal tamizados con un colador.
  4. Mezclamos unos segundos con las varillas hasta que se integre bien. También podemos usar la espátula y mezclarlo con movimientos envolventes.
  5. Cuando ya tenemos la mezcla preparada, la vertemos en los moldes de magdalenas hasta más o menos un dedo del borde (3/4 de su capacidad). Para que no se abran los papelitos, los pondremos primero o bien en un molde para magdalenas o en unas flaneras metálicas.
  6. Dejamos reposar las magdalenas en el frigorífico durante 30 minutos.

Preparación final y presentación de las magdalenas:

  1. Una vez han reposado la masa de las magdalenas en el frigorífico las metemos en el horno.
  2. Previamente, hemos precalentado el horno a 250º C, calor arriba y abajo.
  3. Metemos los moldes en la bandeja del horno y la metemos en el horno. En ese momento bajamos la temperatura a 220º C, calor arriba y abajo, a media altura. Y dejamos que se horneen durante 12 o 14 minutos.
  4. Pasado el tiempo las sacamos del horno. Aunque están calientes os recomiendo que con un cubierto despeguéis las magdalenas del molde. En caliente es más fácil y así no se rompen cuando se enfríen y las queramos despegar.
  5. Las dejamos enfriar sobre una rejilla.
magdalenas de horchata

Trucos para unas magdalenas perfectas y algún consejo:

  • Para nuestra receta necesitamos 100 ml de concentrado, son sale más cantidad. Esta se puede guardar y añadir un poco más de agua y azúcar y ya tenemos una rica horchata casera. O los podemos usar para hacer unas mini mousses de horchata.
  • Para que no se abran los papelitos de magdalenas podemos usar, o bien unos moldes metálicos desechables (o flaneras metálicas) para evitar que se deformen. Esta última opción nos permite llenar de más cantidad la bandeja del horno. Y hacer más magdalenas de una horneada.
  • Es importante llenar los moldes hasta un dedo del borde, para permitir que crezcan y se haga el copete.
  • Las gaseosillas se pueden encontrar en cualquier supermercado, se trata de una producto que vienen dos sobres juntos que se deben añadir a la vez. Pero se puede sustituir por levadura química.
  • Las chufas se pueden comprar en tiendas de frutos secos, en algunos supermercados o online. Es importante que sean denominación de origen de Valencia. Actualmente, se encuentran chufas africanas con más facilidad, pero estas dejan un gusto amargo a la horchata. En cambio con las de denominación de origen valencianas eso no pasa.
magdalenas de horchata

Y ya tenemos las magdalenas de horchata listas para disfrutar!


Todas estas recetas las comparto también en las redes sociales: Facebook , Twitter , Google+ , Pinterest , YouTube e Instagram , si quieres sígueme y así estarás al día de todo.

Si te gusta la cocina, tanto si eres un cocinillas, un principiante o un experto, y quieres puede participar en nuestro grupo de cocina Disfrutando de la Cocina en Facebook en Facebook. Donde podrás compartir, descubrir y disfrutar de estas recetas y muchas más

Si quieres COMPARTIR dale al botón y suscríbete a las Redes Sociales!

Buen provecho y seguid Disfrutando de la Cocina!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *